lunes, 19 de octubre de 2009

Recibo una "pequeña" e inesperada visita

Yo esperaba tranquilamente a mi dueña, moviendo el rabito, firme frente a la puerta de entrada. Cuando llegó llevaba consigo una caja de cartón con un contenido sorprendente.

Un vídeo vale más que mil palabras, ¿no era así?

video

Ahora esperamos la llamada de una asociación pro-galgos que puede hacer frente al cuidado de Tula y le busque un hogar, ya que conmigo mis dueños tiene más que suficiente en su pisito XXS.

Seguiré informando de mi nueva amiga de "sofá".

Continuará.